14 de noviembre de 2005

Día 17 noviembre

Día 17 de Noviembre de 2005

Me levante a las 6 y 50 AM aproximadamente, había mucho frio, a lo lejos se veían cubiertas de nieve las montañas más altas, en el campamento la temperatura estaba aproximadamente en -2 grados centígrados, en las afuera de la casa de campaña habian escarchas de nieve, toda la tierra se veía con una fina capa de hielo, algunos en el campamento dialogábamos hasta cuanto descendería la temperatura durante la noche y que les esperaba para los próximos meses.
Los médicos hicieron un matutino, cosa que acostumbran a hacer todos los días después del desayuno se leyeron las noticias más importantes del día anterior y hasta se cantan canciones de Cuba y Pakistan después de terminar partimos de Gari, lugar donde se encuentra el campamento de médicos cubanos en el que permanecimos la noche. Todos se despidieron.
Ya a la salida del sol la temperatura va aumentando, sube bruscamente llega hasta los 27 grados, durante el viaje a el campamento de médicos Hattian Bala, divisamos el paisaje montañoso, digno de contemplar, es un lugar de magníficos paisajes.
Los pobladores a pesar de la pobreza y de todo lo que sufren por las consecuencias del terremoto son extremadamente hospitalarias, se ven muchas caras de sufrimiento, pero al acercarme a ellos muestran alegría y asombro por que alguien no conocido se les acerque para saludarlos y hasta par tomarles fotos, es impresionante, son verdaderamente amigables, nunca vi. gente igual.
Al llegar al hospital Cubano de Hattian Bala, los médicos nos recibieron con mucha alegría, se veía el espíritu de trabajar y de ayudar a este noble pueblo, el cual pasa por un mal momento, muchos de estos pobladores nunca han tenido un medico a su lado, algunos comentan que están impresionado por la forma de los médicos cubanos, su hospitalidad buen trato y alta profesionalidad.
En una de las carpas del hospital una mujer de aproximadamente 30 años , tenía un fijador externo, el cual fue puesto por un equipo de clínicos cubanos, la mujer se veía alegre a pesar de su adolorida pierna, según uno de los médicos que la atiende, la paciente sufría un fuerte golpe en una de sus piernas y tenía el hueso fuera por varios días hasta que fue a atenderse con los médicos cubanos, ella se ve agradecida.
En el Hospital de Hattian 2, en la zona Dhanis, nos encontramos con una gran organización todas las casas se veían bien organizadas, también se ve una alta compenetración y amistad, es decir una gran familia, los pobladores al saber de nuestra presencia se acercan, las jóvenes no se dejan retratar cuesta trabajo se esconden o se tapan la cara.
Pero sonríen y algunas al final dejan ser retratadas.
Eran las 3 y 29 de la tarde, parecía que eran las 5 de la tarde ya el sol empezaba a ponerse parecía un atardecer cubano es decir como si fueran en cuba las 6 de la tarde, la temperatura comienza a descender.


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Mi hermano te la comiste, si te adaptas hacer esto cada vez que puedas tendrás al final tremenda experiencia. No te abandones no dejes de hacerlo.
    Te estoy enviando este comentario a traves de mi blog.
    Te deseo mucho éxito.
    Un abrazo,
    Franklin

    ResponderEliminar
  3. roberto, muy bueno lo que hiciste, debes saber que publicamos en pagina 8 parte de tu diario en el weblog y causó un buen impacto, así que continúa por ese camino. En el Festival Nacional de la Prensa se habló de tu blog y ya vas a tener gente que continuará visitándolo
    Un abrazo
    Pelayo

    ResponderEliminar

No se permiten ofensas ni faltas de respeto