12 de agosto de 2013

A lo que no estoy acostumbrado

Esta fue mi primera amarga experiencia a solo unas horas de mi arribo a Pakistán, me hizo comprender la realidad del país al cual había llegado. Era imposible ayudarlos a todos, me salían al paso en cualquier lugar por el que andaba, así fue durante los más de seis meses que estuve en ese país. (Año 2005)