11 de septiembre de 2008

Huracán Ike por la habana, Cuba.

Fotos Roberto Suárez

En la habana se sintieron fuertes vientos, pero al principio del paso del huracán no llovió tanto, pero cuando estaba saliendo de la provincia de Pinar del Rió las lluvias se intensificaron y llegaron a ser fuertes, provocando algunas inundaciones.

Los vientos eran fuertes en momentos pensé que las ventanas de la casa no aguantarían, pero no me hicieron quedar mal, la defensa civil tomo como medida de prevención, que en horas de la noche, que fue cuando el ike se acercaba a la habana, quitaron el fluido eléctrico en toda la Ciudad, para que los daños fueran menores. Por lo que estuvimos aproximadamente 48 horas sin fluido eléctrico. Pude recorrer la ciudad de las habanas horas después del paso de ike y no fue mucho el daño que causo en la capital, pude ver algún que otro derrumbe y largas colas en las panaderías, pues todos buscaban proveerse de alimentos. Ahora debo aclarar que la destrucción en la vecina provincia de Pinar del Rió si fue grande, ya que en ese territorio fue afectado por un huracán en semanas anteriores y en el momento del paso de este fenómeno admoferico, de mayores proporciones.